h1

2014 Otra gente…

Click en la imagen para ir a la obra

Click en la imagen para ir a la obra

Saludo en la puerta

Se desataron en tropel de yeguas brutas, en estampida de potros salvajes.

Llegaron brincando en vuelos que no respetaban compuertas, no obedecían diques.

Venían cantando y riéndose: fue fiesta de vida, fue el triunfo del pensamiento.

Unos por delante, otros atrás, pero todos en un mismo rumbo, animados todos en afán de dominio.

Querían atrapar a las gentes, someterlas a todas, unirlas a todas en un mismo abrazo.

Trataban de vencer el tiempo, de burlarse de él, de probar que eran más fuertes y duraderas.

Se está hablando del lenguaje de los seres humanos que tiene fórmulas que han sobrepasado al tiempo.

Desde el siglo de oro de las voces de España: Cervantes, Calderón, Garcilazo y Teresa de Ávila, todos llegaron a aquí.

Y aquí encontraron las voces de estas tierras: el petate y el molcajete, el jocoqui, el pozole y el pulque.

Aquéllos con éstos hermanaron un tejido armonioso y dulce, una melodía con temblores de vida.

Desde una lejanía perdida en penumbra de siglos, se tendió esta tela de cálidas y expresivas palabras.

Los siglos XVI, XVII y XVIII, desde allá vinieron estos modos de hablar, conforme lo dice la gente a su vecino.

Esto es lo mismo de ayer, legado entrañable de generaciones que hace añales vinieron y vivieron en estos pueblos.

Es herencia magnífica, es testimonio noble, es don entrañable, sangre y vida, ilusión y pasión desde el pasado.

En esta serie de frases populares, en acervo de más de tres mil, está vivo el espíritu, el hondo sentido de nuestra cultura.

Tiene así fuerza de identidad, configura nuestro modo de ser, querer amar, sentir y pensar como todos los de entonces.

Es la raíz que se ha hendido en este suelo  y vive alentada en el alma y la sangre de aquellas generaciones.

Nos sentamos a platicar al modo de decir, entendiéndonos al estilo y sabor de las gentes de aquellos siglos.

Qué bueno que la avalancha saltó fronteras, atravesó el río caudaloso del tiempo, brincó las barrancas de la historia.

Somos aquellos. Aquellos siguen vivos en nuestro lenguaje, en las palabras y frases que dice la gente.

Que se conserve esta tradición, se guarden estos documentos, y con ellos se configuren los signos de nuestra identidad.

Y al recordar en gozo estos decires, en esta segunda presentación de lo que dice la gente, recordemos al padre Nicolás Valdés Huerta.

Recordemos el amoroso empeño, un afán llevado por varios años hasta rastrear estos signos de cultura popular.

Una vez más, legajo nuevo y la misma emoción por los valores de identidad de nuestros pueblos, el primero de todos: el lenguaje en que habla las mismas gentes.

Para mas información sobre esta obra favor de escribirnos o de dirigir sus comentarios a Luis Sandoval Godoy en Guadalajara, Jalisco México.

Para hacer contacto con el autor Luis Sandoval Godoy:

  • Luis Sandoval Godoy
  • Garibaldi No. 218
  • Col. Centro C.P. 44270
  • Guadalajara, Jalisco.
  • Teléfono:   (52)(33)  3613-9090
  • Email directo: rinconesyrinconadas@hotmail.com

 

(Podrá escribir sus comentarios en este blog, pero recomendamos utilizar nuestra cuenta directa de comentarios@iconogdl.com )
cropped-cabezal-lsg-facebook.jpg
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: